Cuatro ingredientes en la lista de la compra de la felicidad

Ingredientes Felicidad

Muchos reputados trabajadores del coaching argumentan que a pesar de las dificultades del día a día sí se puede alcanzar la felicidad. Este argumento a veces desespera a quienes no encuentran salida con facilidad a las turbulencias vividas. Pero la verdad es que quizás no todo sea tan sencillo ni tan complicado.

Vamos a ofrecer aquí la lista de la compra de la felicidad que algunos consultores de coaching profesional recomiendan. En otra ocasión compartiremos la nuestra en el blog u os la haremos llegar online a quienes nos la pidáis. En definitiva se trata de cuatro ingredientes aparentemente básicos. Vamos con ellos.

Relaciónate

Haz un hueco y reserva un pequeño momento cada día para hablar con tus amistades o con otras personas. Puedes hacerlo yendo hacia el trabajo en el metro, en el autobús, a la salida de trabajar. Enviarle un mensaje de whatspp a un amigo, a tu sobrino, a quien consideres, en definitiva. Pero hazlo, reserva este ingrediente de la felicidad y relaciónate socialmente un mínimo cada día.

Agrada a los demás

Nos centramos mucho en nosotros mismos. Pensamos constantemente en nuestros proyectos, en lo que nos gustaría conseguir, en lo que no marcha bien y nos gustaría corregir. Pero, ¿qué tal si alguna vez dirigimos la mirada hacia fuera y no tanto hacia dentro? Hacerle saber a alguien que te preocupas por él o por ella. Dar unas palabras de agradecimiento a quien te haya ayudado en alguna ocasión. Suscitar un tema de conversación del agrado de la persona con la que nos encontramos. Todo eso está al alcance de nuestra mano y redunda en un beneficio diverso; la felicidad de nuestros semejantes y la nuestra propia.

Practica deporte

En muchas ocasiones el estrés diario se acumula sin posibilidad de conciencia y enmienda. Es decir, padecemos una situación de estrés persistente de la que no somos conscientes. Y esa misma vorágine de sobrecarga nos impide, primero, ser felices, y segundo, dedicar parte de nuestro tiempo a realizar actividades de ocio de carácter deportivo que consiguen reequilibrarnos tanto psicológicamente como físicamente.

Descansa y duerme lo suficiente

Es imprescindible dormir cada día un número de horas suficiente para emprender con energía la cantidad de retos y actividades diarias que necesitamos afrontar. Comenzar cada jornada de nuestras vidas sin haber recargado adecuadamente las “baterías” constituye un punto de partida erróneo. Dormir bien es un ingrediente para la felicidad indiscutible. Es importante no solo descansar bien cuantitativamente -en términos de horas- sino también cualitativamente. O sea, sin interrupciones para consultar teléfonos, sin ruidos, con el mobiliario y las condiciones ambientales debidas.

Aquí termina esta lista de ingredientes para la felicidad. Cuatro tan solo. Esta es la teoría. Pero llevarla a la práctica tal vez no sea tan sencillo. A veces solo un buen coach profesional sabe cómo ayudar a las personas a realizar la transición de la teoría a la práctica. Nosotros sabemos que no es fácil. Pero lo seguimos intentando para cumplir nuestra misión.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *