¿Por qué me tengo yo que enamorar?

Tengo Enamorar

“Y esta noche le pregunté, le pregunté al mar, ¿por qué me tengo yo que enamorar?” Esto es solo la letra de una canción de música pop, pero el amor y las emociones siempre han sido objeto de inquietud no solo para los jóvenes sino para todos los seres humanos con independencia de su edad.

El amor forma parte de la cultura como una creación conceptual intensificada por las tradiciones orales, las leyendas y un largo etcétera. Culturalmente hablando es un fenómeno particularmente singular que transciende las identidades, los países y los continentes.

¿Pero por qué podemos tener miedo al amor y a los sentimientos que genera?

Efectivamente el amor se presenta en nuestras vidas sin avisar y es precisamente en estos casos cuando mayor desasosiego genera. Desde un cierto punto de vista podría decirse que incluso para el amor hay que estar preparado y estar dotado de un mínimo de formación previa. Partiendo de que en la vida todo consiste en un aprendizaje, esta parcela también representa una coordenada en la que estar desprevenido y falto de bagaje vital, emocional y personal puede acarrear consecuencias negativas.

“Puñales en la espalda tú traerás de vuelta si todo lo que buscas es amor”. Como vemos la literatura y la cultura pop están repletas de sinsabores personales. La madurez, el crecimiento, los consejos y el entrenamiento, incluso en el amor, pueden ayudarnos a que lo experimentemos desde una óptica placentera y no como una turbulencia personal.

Aprender de los errores, ser fuerte y calculador para tomar decisiones cuando los impulsos te confunden o desde la razón puede juzgarse que la trayectoria emocional de una relación puede conducirnos a un desengaño peligroso son algunas de las herramientas en las que hay que apoyarse. Conversar, hablar y sopesar con un coach personal las dudas que una relación pueda generar son también planteamientos que no hay que descartar cuando la intuición te dice que algo, probablemente, va mal.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *