Perseverancia, el ingrediente emocional estrella

Perseverancia

Cuando establecemos nuestros objetivos en la vida, ya sea de manera consciente o inconsciente, la perseverancia es uno de los factores clave que condicionará nuestras probabilidades de éxito. De ahí su importancia en el ámbito del coaching online emocional conectado con el profesional. Y de ahí que esta sea una de las variables que más tienen en cuenta los coaches dedicados a asesorar y aconsejar profesionalmente a sus clientes.

Perseverar significa establecer un plan de manera continuada en el tiempo. Un plan que nos permita lograr nuestras metas. Perseverar significa ser consciente del esfuerzo y sacrificio que conlleva sostener una estrategia en el medio y largo plazo. Perseverar significa interiorizar que hay momentos de flaqueza y que a pesar de ello debemos mantener el rumbo en la dirección establecida. Perseverar, por último, implica una voluntad personal inquebrantable y una frialdad emocional a prueba de bombas.

La perseverancia debe ser, de antemano, un compromiso ineludible y un convencimiento propios. Se puede perseverar “por cuenta propia”, pero también apoyándose en un entrenador o en un coach online emocional. Ninguna ayuda es en balde cuando suma y aporta un valor al proyecto personal de cada uno. Algunos estudios indican que más de un 80% de las personas reconoce haber recibido ayuda de carácter crucial en algún momento en sus vidas, ayuda sin la cual hubiera sido imposible haber conseguido una meta profesional o ligada a su entorno social.

Los atajos en los caminos que nos llevan a los destinos principales de la vida no existen. Emplear, por lo tanto, nuestras energías en encontrarlos es una mala estrategia, es una estrategia inútil. Es mucho más inteligente, pero también mucho más difícil, perseverar. Y sin embargo es la única vía existente. Mentalízate. Implícate. Ayúdate y sé maduro emocionalmente. Solo así llegará ese día en el reconozcas que todo el esfuerzo realizado mereció la pena. Solo así llegará ese día en el que puedas decirle a tu coach online, o a ti mismo: “Por fin, este sí era el atajo”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *