Cómo tener confianza en uno mismo

Como Tener Confianza Uno Mismo

La pregunta del millón de dólares en las sesiones de coaching personal es: “¿Cómo tener confianza en uno mismo? Este uno de los interrogantes más frecuentes. Por ello en las siguientes líneas voy a aportar unos cuantos consejos básicos en relación a esta cuestión.

La confianza es un aspecto colateral de una vida plena y equilibrada, característica de aquellas personas con un nivel suficiente de autorrealización laboral, familiar y social. Por lo tanto, la consecución de confianza en uno mismo llega, por así decir, de manera natural a las vidas de aquellas personas plenas, equilibradas, etc…

Nos situamos entonces ante la circunstancia de que como condición para tener confianza en uno mismo es necesario conseguir previamente una vida plena y equilibrada. Existen teorías de cierta antigüedad, como la referente a la pirámide de Maslow, por la cual, la autorrealización es el último estadio de una serie de fases intermedias, entre las que se encuentran, la superación de las necesidades biológicas básicas, como comer, dormir, pasando a continuación por la disposición de un confort material digno o suficiente, donde una una vivienda o ropa adecuada suponen elementos que mejoran dichas condiciones.

Qué duda cabe de que una vez satisfechas estas necesidades más básicas los cimientos para la construcción de la tan ansiada confianza en uno mismo son fijados a nuestras raíces emocionales. Y resulta que si a estos elementos le añadimos la consolidación de relaciones personales de amistad o de amor, donde el cariño, la comprensión, o la ayuda mutua fortalecen la personalidad de quien las disfruta, es razonable suponer que ello contribuya a incrementar nuestra autoestima y a alcanzar el equilibrio personal, la confianza y la seguridad.

La última vertiente necesaria para dotarse de verdadera confianza en uno mismo es la relativa a la laboral. Tener un trabajo próximo y cercano a las capacidades personales de uno, de una remuneración suficiente, que otorgue un status social determinado, sacie en cierto modo las expectativas previstas y consiga que quien lo ocupa se autorrealice en algún sentido constituye la última parte del engranaje necesario para tener confianza en uno mismo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *