Coaching para la gestión del éxito y el fracaso

Coaching Exito Fracaso

Las asesorías de coaching online pivotan siempre sobre los conceptos éxito y fracaso. Lo natural es que las consultas y las sesiones estén motivadas por el deseo de la consecución del éxito. Pero como esto no siempre es posible, gran parte del tiempo de mis consultas giran, en realidad, en torno a la cuestión del fracaso.

Gestionar el fracaso

Gestionar correctamente el fracaso es importante porque, aunque lo neguemos, fracasamos en multitud de ocasiones a lo largo de nuestras vidas. Relativizar el fracaso es una técnica entre muchas otras. Pero aprender de los errores y tomar impulso a partir de de los mismos es una señal de inteligencia no muy común, al menos de manera innata, entre las habilidades de inteligencia emocional de la mayoría de las personas.

No gestionar correctamente el fracaso puede abocarnos a periodos de estancamiento prolongados. Si entendemos el fracaso como una fase intermedia, como una interrupción temporal del éxito, conviene, es evidente, minimizar la duración y extensión de estos estadios intermedios. No observar esta realidad y desobedecer las reglas que permiten avanzar hacia ciclos de desarrollo positivos nos penalizará. Dejarse ayudar por un coach experto para madurar el fracaso y descubrir las mejores estrategias para superarlo es crucial.

Gestionar el éxito

No menos importante es gestionar correctamente el éxito. Una mala gestión del mismo puede abocarnos a una finalización prematura del ciclo exitoso. Descuidar las técnicas que nos han conducido al mismo, desaprovechar las sinergias emocionales que concita, u olvidar que su aparición es tan «injusta» como la del fracaso, es, precisamente, lo que hay que evitar. No voy a negar que las sesiones de coaching más recurrentes son motivadas por el fracaso. Pero también querría recordar que reflexionar sobre el éxito es una inversión y otra señal más de inteligencia emocional.

Recuerda el mejor consejo de coach que te puedo dar, es barato pero muy valioso; una parte importante de tu éxito y de tu fracaso no la decides tú. Pero la relación que mantengas con ambos tipos de impostores sí. Y muchas personas inteligentes y honestas han reconocido que este es uno de los mejores consejos que jamás le han dado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *